ALCANCES Y LIMITES DE LA PSICOLOGÍA ORGANIZACIONAL


Conocer los procesos mentales del ser humano para codificar la información es la tarea de la Programación Neurolingüística, también conocida como PNL. En esta disciplina todos los comportamientos tienen una estructura y son programados para ser aprehendidos, lo que permite la posibilidad de reforzar los comportamientos exitosos y cambiar las conductas disfuncionales. Las palabras, acciones y reacciones que tenemos los seres humanos son una creación en nuestro entorno, el resultado del universo en el que nos movemos y en el que hemos sido educados y formados.

Todos los hábitos que se van creando a lo largo de nuestra vida, tanto en la palabra como en las acciones racionales y emocionales,  se convierten en “programas” que determinan nuestro comportamiento. PNL nos ayuda a identificar con claridad los programas propios que hemos creado a lo largo de nuestra vida, como también los programas de los demás. Lo importante de reconocer estos programas es encontrar nuevas opciones y nuevas rutas mentales para poder salir de las que no funcionan y encontrar otras que permitan obtener resultados en diversos entornos; p. ej. en el trabajo al liderar una organización, o a nivel personal o familiar para relacionarnos con otras personas. Conocer el funcionamiento de nuestro cerebro nos permite adrministrarlo con autonomía, para que no sea él quien nos dirija a partir de los programas que se han instalado durante nuestra vida, que pueden no ser apropiados o asertivos.

fMRImage

Las neuroimágenes nos permiten apreciar los “retratos”  del cerebro y su sistema nervioso, y codificar esta información para apreciar el comportamiento y los cambios del cerebro mientras trabaja. Una de las técnicas más expandida es la Resonancia Magnética Funcional –fMRI, que aporta imágenes del uso de la energía en el cerebro durante actividades cognitivas, sensitivas o intuitivas. El uso de esta técnica tanto en tareas clínicas como investigativas ha generado en el medio expectativas, como también dudas frente a sus alcances y limitaciones. En las áreas de la organización donde interviene el ser humano es necesario una comprensión más amplia y profunda para prevenir errores frente a su uso y evitar malas interpretaciones.

El Dr. J. Bruce Overmier, profesor emérito del Departamento de Psicología de la Universidad de Minnesota y de Posgrados en Facultades de Psicología, Neurociencia, Ciencia Cognitiva, Psiconeuroinmunología y Educación Interdisciplinaria en programas científicos, ha concluido que cuando se realizan ciertas actividades, con estas imágenes no se obtienen suficientes respuestas tangibles sobre las áreas del cerebro que intervienen en algunos comportamientos.

Los gerentes de hoy en día se enfrentan a desafíos sobre  la comprensión de cómo funcionan la psicología y el cerebro frente a la memoria, el aprendizaje, la toma de decisiones o la atención, elementos que aún no han sido determinados en las neuroimagenes por lo que, sin descartar esta novedosa técnica, es necesario preguntarse ¿cuáles son los limites actuales de la neuroimagen como fuente de orientación frente a problemas psicológicos de vanguardia? La fMRI adquiere cada vez mas importancia para la comprensión del funcionamiento del cerebro, tanto como el PNL para la programación del comportamiento. Estas herramientas por sí solas no permiten decidir inequívocamente la manera en que se desarrolla un individuo o identificar algún tipo de trastorno neurológico. Es necesario que toda la información obtenida a través de estas herramientas que vienen evolucionando el conocimiento sobre el cerebro, se utilicen simultáneamente con varios métodos complementarios y con otras técnicas.

El Dr. J. Bruce Overmier fue conferencista invitado al 1º Congreso Internacional Neuro Management en Bogotá, Colombia, los días 12 y 13 de Mayo de 2015,
C
onferencia: ALCANCE Y LIMITES DE LA RESONANCIA MAGNÉTICA FUNCIONAL – fMRI

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *